BIENVENIDOS,PASAD Y PONEOS COMODOS!!!

Un libro es un compañero, un antídoto contra el tedio y la soledad, una puerta abierta a nuevos universos, aventuras e historias de todo tipo. Este es un club para los que amamos leer, en él podremos recomendar lecturas y tambien criticarlas.

Si eres escritor ¿qué mejor sitio que un club lleno de ávidos lectores para presentar tus libros? Si estás escribiendo y tienes dudas, nosotros podemos darte nuestra opinión. Sobre todo podemos pasar un buen rato charlando entre amigos.

martes, 27 de mayo de 2014

Reseña - "El Águila y la Lambda" de Pedro Santamaría

El Águila y la Lambda - Pedro Santamaría (2012)
Sinopsis contraportada

Año 256 a.C. Después de casi diez años de guerra, Roma y Cartago se han desangrado mutuamente sin que ninguna consiga imponerse claramente.

Marco Atilio Régulo, recién elegido cónsul, es enviado por el senado a África, al mando de la mayor flota jamás botada por Roma, con el fin de ir conquistando las ciudades que rodean Cartago, estrangular a la capital enemiga y poner fin al conflicto de una vez por todas.

Los púnicos, con un ejército muy inferior al romano y conociendo el prestigio militar de Régulo, se ven obligados a ponerse en manos de Jantipo, un curtido mercenario espartano al que confiarán su futuro. Sin embargo, los despóticos gobernantes cartagineses, temiendo que una vez que se haga con el control del ejército, lo utilice para derrocarles, le encargan a Arishat, una bella cortesana, que vigile los pasos del espartano; pero ninguno de ellos está preparado para lo que les depara el destino.

Basándose en los relatos del historiador griego Polibio, Pedro Santamaría narra con fidelidad y un ritmo demoledor la fascinante historia de la primera expedición romana a África, y el trágico y épico desenlace de la batalla de Bagradas, donde se jugará el futuro de Cartago.

Comentario

Los primeros recuerdos que tengo de los cartagineses son de hace ya muchos años, de cuando nos intentaban meter con calzador aquellas lecciones carentes de emoción, pero que sí lograron despertar en mí la sensación de mundos lejanos, aventuras desconocidas, y guerras con piedras, lanzas, espadas, escudos y elefantes; y como siempre Roma en todas ellas, desempeñando el papel de conquistadores o destructores, ya fuese por tierra o por mar, y en cualquier dirección que condujesen sus caminos.

Quitando algún libro juvenil y cómic, nunca me había dejado sorprender por esta época y sus batallas, pues si algo tienen las guerras púnicas, especialmente la primera, son el orden de sus combatientes en ambos bandos; algo que pensaba que no ocurriría en ejércitos que no fuesen romanos y que de la mano de Jantipo he comprobado que la expresión "hacer la guerra con lanza", aunque rememora lo antiguo también era todo un arte.

Desconocía a los protagonistas principales, Jantipo y Marco Atilio Régulo, y si algo me ha quedado claro, o al menos me ha dado esa impresión tras la narrativa del autor, es el hecho del respeto que ambos militares se tenían entre sí, y la disciplina y astucia que demuestran a lo largo de la Batalla de los llanos del Bagradas. Son las diferentes estrategias expuestas, tanto en la narración como en pequeños bocetos que acompañan estas páginas, el mayor aliciente de esta obra; pues, si bien, el resto sirve para conocer a los personajes y sus distintos pensamientos, es en la batalla donde realmente los ves en movimiento y les sigues escudo en mano para participar.

Jantipo, que acude como mercenario a sueldo a Cartago, para defender la ciudad del ataque de los romanos, conoce a Arishat, afamada cortesana de la que decir que has bebido sus mieles es equiparable a haber luchado en una gran batalla y haber vuelto para contarlo. Tal es el poder que ostenta, entre senadores y comerciantes, que es clave en el desarrollo de esta trama, al ser la elegida como espía y confidente. La necesidad de defender con acierto el ataque romano choca con los negocios que pudiesen torcerse tras la guerra y algunos de los contratantes juegan dos partidas que pondrán en peligro la estabilidad del pueblo cartaginés.

Dos escudos enfrentados, el Águila y la Lambda, símbolos que identifican a cada uno de los soldados en combate y que hablan de historias diferentes de quienes las empuñan; pues igual de interesantes son las vidas de los personajes secundarios como las de los protagonistas, y el relato crece al abrirse las puertas en esta narración para conocer otros modos de vida en el año 256 a.C., donde dioses, supersticiones y sacrificios son la seña de identidad de muchos pueblos, y las traiciones las de la república de Roma.

Una maravillosa aventura creada con escasa documentación, en la que también conoceremos a un joven Amílcar Barca y con la que yo al menos me quedo con ganas de leer una continuación con la segunda guerra púnica y la Batalla de Cannas al mando de su hijo Anibal.

Gracias Pedro, no sólo "ha merecido la pena".


4 comentarios:

  1. La leí el año pasado y también me gustó mucho además de resultarme interesante ya que no tenía muchos conocimientos del periodo
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Desde qué salió tengo ganas de leerla pero la verdad es que no he tenido oportunidad.

    ResponderEliminar
  3. te recomiendo la trilogia formada por africanus, las legiones malditas y la traicion de roma de santiago posteguillo, hablan de las batallas entre escipion y anibal

    ResponderEliminar
  4. te recomiendo la trilogia formada por africanus, las legiones malditas y la traicion de roma de santiago posteguillo, hablan de las batallas entre escipion y anibal

    ResponderEliminar

prekes namams