BIENVENIDOS,PASAD Y PONEOS COMODOS!!!

Un libro es un compañero, un antídoto contra el tedio y la soledad, una puerta abierta a nuevos universos, aventuras e historias de todo tipo. Este es un club para los que amamos leer, en él podremos recomendar lecturas y tambien criticarlas.

Si eres escritor ¿qué mejor sitio que un club lleno de ávidos lectores para presentar tus libros? Si estás escribiendo y tienes dudas, nosotros podemos darte nuestra opinión. Sobre todo podemos pasar un buen rato charlando entre amigos.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Reseña - "La tierra dividida" de Ramón Muñoz

Sinopsis contraportada

A mediados del siglo IX, la península ibérica se balancea en un frágil equilibrio de poder. Por un lado, el Emirato cordobés mantiene gran parte del territorio bajo su gobierno, aunque las riendas de su dominación se debilitan. Por otro, al norte, los cristianos comienzan a organizarse, adquiriendo mayor empuje. Y finalmente, en el valle del Ebro, Musa ibn Musa, patriarca del clan Banu Qasi, feroz militar y político experimentado, ha logrado aumentar sus dominios hasta erigirse, de facto, en un tercer rey.

Pero dos personajes, sin saberlo, serán los responsables de destruir esa precaria estabilidad:

Fortunio de Monforte, que tras pasar gran parte de su vida como monje recorriendo la península en busca de reliquias, es reclamado por Ordoño, rey de Asturias, para llevar a cabo una importante misión diplomática en la corte de García Íñiguez, señor de Pamplona.

Y Njall Haraldsson, que acaba de embarcarse, casi contra su voluntad, en una poderosa expedición vikinga, comandada por dos temibles guerreros, Björn Costilla de Hierro y Hastein el Astuto, cuyas intenciones son saquear las costas del mediterráneo.

Las vidas de todos ellos confluirán en un desenlace sorprendente, una gesta de audacia sin igual, que hará que tiemblen los cimientos de la Tierra Dividida.


Comentario
Nos encontramos ante una novela muy ambiciosa, que abarca un periodo de la historia de España, que tras la caída del Imperio Romano había quedado dividida en diversos territorios, reinados por quienes se había alzado con el triunfo en cada una de las regiones que la componían.

En el norte la zona que comprende la actual Galicia, los astures (junto con los cántabros integrados en el Reino de Asturias) que supieron defender desde un principio cualquier ataque, viniese este de cualquier punto cardinal, y los desconfiados y rudos vascones que además de batallar supieron crear alianzas que les permitieron defender sus límites; al sur el ejercito de al-Ándalus, que fue el que más y mejor supo conquistar y que albergaba a un número de musulmanes dispuestos, siempre superior al del enemigo; al este, el tercer rey en disputa, Musa ibn Musa, un gran desconocido para la historia y que lucho contra el Emirato de Córdoba.

Avanzado el siglo IX, la península está dividida y mientras unos se preocupan por establecer alianzas que les permita progresar y unificar su reino, otros se enfrentan, incluso, dentro del vínculo familiar, lo que supone un aumento de pequeños conflictos y mayores alianzas.

Éstas divisiones, religiosas y políticas, y el hecho de que para el pueblo es lo mismo quien gobierne y que Dios haya que rezar, mientras puedan vivir en paz, lo resume una conversación que mantiene uno de nuestros protagonistas con una abadesa, en ella viene a decir que le da lo mismo quien gobierne, pues ahora el dueño de las tierras es el conde Rodrigo, pero que también las reclama el señor de Pampilona, y que el rey Musa no tardará en mantenerse lejos por mucho tiempo; pero que todo esto no importa, porque cualquier día vendrán los sarracenos del sur.

Otra división más clara es la que ocupa la religión, el Islam del sur queriendo imponerse al cristianismo del norte, y por si esto fuera poco, aparecen en escena los normandos (conocidos en la actualidad como vikingos) con sus creencias en otros dioses y una fuerza y barbarie descomunal, que se adentran en España desde Francia, con el único objeto de apoderarse de las riquezas que se encuentran a su paso, y con la que algún día volverán a sus tierras para ofrecérsela a su respectivo Dios.

En esta narración no solo aprendemos hechos históricos, también se disfruta de las batallas y de las intrigas que nos propone el autor, convirtiendo los capítulos en un libro de aventuras, con espadas, combates, peleas, que recuerdan viejas y añoradas películas de la infancia, también se recrean con acierto las intrigas ficticias de los monjes, abades y obispos que tanta influencia tuvieron en los reinos cristianos.

Una cuidada edición del libro, que incluye, un mapa con los diferentes reinos, un glosario de términos, una relación de personajes y otra de topónimos; hacen que la lectura sea un completo aprendizaje, de una de las épocas que seguramente más desconozcamos.

La Nota Histórica que adjunta el propio autor al final del libro, le da un valor añadido a todo lo leído, pues nos cierra las dudas y nos ubica definitivamente en la historia de España.

Gracias Ramón



1 comentario:

  1. Me parece muy interesante, claro que a mi me encanta la novela histórica y de esta época he leído muy poco.

    ResponderEliminar

prekes namams